Por qué la inteligencia artificial es clave para tu empresa


El mundo está cambiando y uno de los mayores impulsores de estas transformaciones es la tecnología. Los avances tecnológicos están presentes en ámbitos diversos, como por ejemplo el empresarial. En este sentido, la inteligencia artificial (IA) es una de las tendencias más claras en las empresas actuales. ¿Cómo se aplica y qué ventajas tiene la IA para una organización?

La inteligencia artificial en el mundo empresarial

La inteligencia artificial, es decir, la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas y sistemas informáticos, puede resultar de mucha utilidad en el sector profesional. Estas son algunas de sus aplicaciones más destacadas:

Automatización de procesos

La aplicación de la inteligencia artificial en las empresas puede ayudar, entre otras cosas, a automatizar procesos. Mediante el uso de máquinas inteligentes, muchas tareas que antes se realizaban de forma manual y rutinaria ahora pueden programarse y llevarse a cabo en menor tiempo y con menos recursos.

Lo más positivo es que la inteligencia artificial puede aplicarse en procesos muy variados. Por ejemplo, se pueden insertar robots en la cadena de montaje de una empresa automovilística, pero también se puede agilizar el proceso de fabricación de teléfonos inteligentes.

Análisis de datos

No cabe duda de que vivimos en la era del dato. En pleno auge del big data, las empresas trabajan con grandes cantidades de datos de los que pueden obtener información muy interesante. Para ello, algunas organizaciones emplean sistemas informáticos que gestionan, ordenan y analizan datos no estructurados.

Apoyo a equipo humano

Una de las creencias más extendidas es que la inteligencia artificial perjudica o es invasiva para con los trabajadores humanos. Sin embargo, los sistemas de inteligencia artificial pueden ayudar a los empleados y servirles como apoyo en algunas tareas.

Tras un estudio y análisis del entorno, los equipos de IA pueden dotar de información muy valiosa a los trabajadores. Un ejemplo es en el trato directo con clientes. Los robots analizan distintos aspectos de los clientes y establecen perfiles para, más adelante, hacer recomendaciones y propuestas a los gestores humanos basándose en el contexto anterior.

Atención al cliente

En el sector e-commerce cada vez son más comunes las empresas que integran un chatbot en su página web. De esta forma, ofrecen un servicio de asistencia virtual completo y en tiempo real.

Gran parte de los esfuerzos de algunas compañías se centra en perfeccionar sus herramientas digitales de atención al cliente. La idea es hacerlas más eficaces y, sobre todo, propiciar un trato más directo y personal con el cliente.

Ventajas del uso de inteligencia artificial

No cabe duda de que las empresas ya no operan igual que años atrás. La incorporación de inteligencia artificial en el flujo de trabajo de diversas organizaciones es una prueba de ello. Pero, ¿qué beneficios puede reportar esta apuesta?

Ahorro de tiempo

Como ya hemos mencionado, una de las aplicaciones principales de la IA en el ámbito empresarial es la automatización de procesos. Esto conlleva un claro ahorro de tiempo, lo que se traduce también en una reducción de costes. Con un menor esfuerzo, podemos conseguir que nuestra empresa abarque más actividades, agilice su ritmo de trabajo y, sobre todo, avance en el camino hacia la consecución de sus objetivos.

Más innovación

Precisamente derivado del ahorro de tiempo que supone el uso de sistemas de IA, las empresas disponen de más recursos temporales y económicos para dedicarlos a otras tareas como la innovación. Se plantea así un ecosistema en el que las máquinas o empleados virtuales se dedican a las tareas más monótonas mientras que el equipo humano se centra en el área más creativa, ocupándose de la gestación de ideas, de actividades de contacto comercial, etc.

Aprendizaje de errores

Gracias al machine learning (capacidad de las máquinas de aprender y aprehender de situaciones de su entorno y de la experiencia), los sistemas informáticos registran errores y se aseguran de no repetirlos en futuros procesos. En definitiva, idean las estrategias más rápidas y eficientes según cada tarea y objetivo marcado.

Empresas que apuestan por la inteligencia artificial

La inteligencia artificial está presente en algunas de las empresas más potentes del mundo. La emplean para fines tan diversos como mejorar la experiencia de usuario, perfeccionar sus productos y ofrecer un buen servicio posventa. Estos son algunos ejemplos prácticos:
 
Apple

La multinacional dirigida por Tim Cook cuenta con uno de los productos de inteligencia artificial más populares del mercado. Se trata de Siri, un asistente de voz incluido en los iPhone y en algunos iPad. Las principales funciones de Siri son responder preguntas de los usuarios, realizar acciones a su petición y hacer recomendaciones. Lo consigue utilizando herramientas de reconocimiento de voz y de procesamiento del lenguaje natural.

Facebook

La red social con más usuarios únicos del mundo dispone de su propio laboratorio de investigación en inteligencia artificial. Y es que su apuesta por esta tendencia tecnológica es muy fuerte. Su objetivo es servirse de la IA para ofrecer al usuario una experiencia mucho más personalizada.

Algunas de sus acciones de inteligencia artificial más importantes son el reconocimiento facial en el etiquetado de imágenes, los mapas interactivos sobre densidad de población y acceso a Internet en el mundo o la app de Facebook que emplea redes neuronales e IA para describir el contenido de las imágenes a los usuarios ciegos.

Tesla

La inteligencia artificial también está presente en la estrategia de Tesla, la compañía fundada por Elon Musk. Y es que la empresa automovilística está trabajando en una flota de vehículos completamente autónomos que, al parecer, se comercializará en 2019. La introducción de la conducción autónoma es una cuestión que aún genera mucho debate, por lo que corporaciones como Tesla están invirtiendo mucho en investigación para garantizar condiciones de seguridad óptimas.

Google

Una de las últimas apuestas del gigante Google por la inteligencia artificial se ha materializado en la inversión en una agencia de noticias escritas por robots. Sin embargo, la idea de esta agencia no es que los robots actúen como sustitutos o competidores de los periodistas, sino como un recurso más para ellos. Se trata de un proyecto cuanto menos interesante, ya que pone de manifiesto cómo los robots no solo están presentes en las tareas más mecánicas, sino también en profesiones más intelectuales y creativas.

Inteligencia artificial un futuro que ya es presente

La inteligencia artificial ha sido protagonista de muchas películas de ciencia ficción, pero hoy ya es una realidad. Actualmente, está presente en sectores tan dispares como el médico, el educativo y, por supuesto, el empresarial. No obstante, aún existe cierto recelo e, incluso, miedo, por el hecho de cómo pueda afectar a los seres humanos. ¿Es la IA un sustituto del trabajo humano o más bien un complemento? El debate está servido.

Añadir nuevo comentario