Cómo proteger tu empresa ante los hackers

 

El desarrollo de Internet ha conllevado múltiples ventajas para muchas empresas, como el ahorro de tiempo y costes al digitalizar tareas y trámites o la posibilidad de tratar con clientes de todos los rincones del planeta. Sin embargo, la Red también alberga amenazas de todo tipo a la que cada día están expuestas millones de compañías en todo el mundo, independientemente de su tamaño o tipología.

Los ataques cibernéticos no son una cuestión banal, ya que sus consecuencias pueden ser catastróficas para sujetos y empresas. La ciberseguridad, que nos ayuda a blindarnos ante ellos, es aún una asignatura pendiente. ¿Qué se puede hacer para tratar de evitar que nuestra empresa sea víctima de los hackers?

¿Ciberataques? No, gracias

Como afirma el dicho, es mucho mejor prevenir que curar. Frenar a un hacker una vez que está dentro del sistema operativo de nuestra empresa puede llegar a ser una tarea muy engorrosa, por lo que hay que estar alerta y reforzar la protección para evitar posibles ataques antes de que sucedan. La clave está en actuar desde las distintas vertientes existentes y trabajar día a día en la protección digital de la compañía. Estas son algunas medidas que contribuyen a ello:

- Crear una estrategia

De nada sirve disponer de la tecnología más puntera en materia de ciberseguridad si previamente no se ha ideado una estrategia clara enfocada a la protección de la identidad y de los datos.

Lo ideal es confiar en un servicio de consultoría que garantice el cumplimiento de las normativas y que establezca las bases de una buena estrategia para prevenir ataques cibernéticos y preservar la seguridad. En este sentido, la Unidad de Seguridad de Grupo VASS apuesta por estar presente durante todo el proceso de análisis y gestión de infraestructuras de seguridad, ya sea por medio del asesoramiento o dotando recursos tecnológicos.

- Procesos de autenticación reforzados

Una medida elemental para garantizar la protección de los sistemas y documentos de la empresa, sobre todo los de calibre más sensible, es construir contraseñas seguras y efectivas.

Para ello, lo más idóneo es trabajar en acciones de autenticación avanzada, como por ejemplo empleando programas de password vault o gestión de claves. Otra de las tendencias clave son las soluciones de autenticación contextual, que en vez de basarse en contraseñas convencionales, se rigen por el análisis de la información del contexto.

- Gestión de identidades

Otra de las áreas que más se está potenciando es la de la gestión de identidades. A lo que se refiere este concepto es a la habilitación de un sistema integrado y orientado a facilitar y controlar el acceso a los sistemas de información e instalaciones.

Por un lado, automatizar los controles relacionados con la identidad y securizar la información sensible en sistemas críticos ayuda a constituir identidades reguladas y normalizadas. Y, por otra parte, la tecnología SaaS contribuye a automatizar altas y bajas de cuentas en aplicaciones en la nube como Office 365 o SalesForce.

Pero si hay un término en alza, ese es el de Identity Governance o Gobierno de Identidades. Se basa en un sistema inteligente de análisis de permisos que, por medio de patrones, agrupa funciones, segrega permisos y certifica que los accesos cumplen con la normativa de la empresa.

- Biometría

Una de las posibilidades más innovadoras que la tecnología pone al alcance de las empresas para extremar sus precauciones es la biometría. Este término está muy relacionado tanto con la gestión de identidades como con la autenticación avanzada, pues precisamente lo que permite es identificar a los usuarios y clientes que acceden a determinados equipos.

Las posibilidades son múltiples y van desde el reconocimiento facial, la identificación por voz, la implantación de patrones biométricos, el análisis de huellas dactilares y hasta el acceso comportamental –revisa el comportamiento de usuario en cuanto a, por ejemplo, el modo de navegación o de uso del teclado-.

- Apificación

Cada vez es más frecuente que empresas de sectores diversos empleen la apificación en sus proyectos y en su trabajo diario. Y, como no podía ser de otra forma, este modelo facilitador de la interacción entre softwares también está expuesto a las amenazas cibernéticas.

Una buena solución puede ser el desarrollo de una capa de seguridad para APIs, un servicio que también ofrece Grupo VASS, a lo que se suma una auditoría completa de transacciones y la integración completa con la nube.

La formación, la base de la prevención

Es fundamental que toda empresa invierta en servicios de ciberseguridad, pero también es importante que trabaje en ella día a día y que integre al equipo completo en la estrategia, no solo a su CEO. Al fin y al cabo, las compañías son equipos y todos los empleados deben participar y ser garantes de la protección de la empresa frente a amenazas virtuales. Pero, para ello, es fundamental que estén concienciados e informados.

En este sentido, la formación puede ser la herramienta perfecta para comprometer al equipo humano con la ciberseguridad de la compañía. En muchas ocasiones, las personas no son verdaderamente conscientes de los peligros existentes en la Red y de las consecuencias de sus acciones. Y es que el descuido más simple e inocente de un empleado puede exponer a la empresa a peligrosos y dañinos ciberataques.

La solución puede estar en organizar sesiones formativas que abarquen distintos aspectos sobre ciberseguridad. Es importante explicar los riesgos cibernéticos existentes, es decir, las distintas vías que poseen los hackers para atacar y robar información tanto corporativa como personal. Pero, sobre todo, hay que poner en su conocimiento las medidas de prevención disponibles para que el equipo sepa cómo blindarse ante estas amenazas, cómo actuar en caso de ser infectados y cómo trabajar día a día para fomentar la ciberseguridad en su trabajo diario.

Una lucha constante

Es cierto que la Red puede ser peligrosa y que las amenazas a las que se exponen las empresas y las personas son constantes. Y es cierto que los hackers cada vez perfeccionan más sus ataques para vulnerar la seguridad de las compañías. Pero lo que también es verdad es que cada día la tecnología nos brinda nuevas armas y oportunidades para luchar contra ellos.
 

Añadir nuevo comentario