BizDevOps

Hoy en día las necesidades del negocio exigen entregas más rápidas, de mayor calidad que garanticen altos niveles de servicio.

Los retos a los que se enfrentan hoy las compañías han cambiado y ahora requieren mayor agilidad, mayor flexibilidad y menores tiempos en la entrega de sus servicios para diferenciarse de la competencia y para fidelizar a un cliente cada vez más exigente. Pero no podemos olvidar que el objetivo final es ofrecer a los clientes la mejor experiencia de usuario con nuestros servicios. La aplicación de las buenas prácticas DevOps contribuye a alcanzar estos objetivos, pero en ocasiones falta una pieza fundamental cuya inclusión siempre ha resultado complicada: el negocio.

La metodología BizDevOps de VASS es una Gestión de la Explotación y Producción desde el punto de vista de la disponibilidad del usuario final. Para mejorar el grado de satisfacción del usuario final (representado en las áreas de negocio de nuestra compañía) es necesario estandarizar y procedimentar la entrada a explotación de los servicios. Para conseguirlo VASS aplica una metodología que tiene en cuenta tres entradas diferenciadas y que su aplicación aporta al proceso una gran mejora en la satisfacción del Cliente. Se trata de ampliar la visión de DevOps para incluir la gestión del negocio como parte imprescindible del proceso (BIZ-DEV-OPS):

BIZ: Necesidades de negocio. Una adecuada gestión de las mismas permitirá su adecuación y adaptación a los requisitos de “explotabilidad” de la aplicación en producción.

DEV: Entrada de los cambios. Controlando los correctivos y evolutivos, estandarizando y normalizando las entregas, y anticipando posibles problemas derivados de los mismos.

OPS: Entrada de incidencias y problemas. Realizando una correcta gestión de incidencias y problemas, coordinando a los grupos implicados, llevando a cabo un análisis causal y una predicción/previsión de incidencias, enfocándose al servicio y planteando además medidas a futuro para minimizar esta entrada.