Estrategia “People-First”: las personas por delante de los trabajadores

Cuando vives en primera persona el día a día de un área de gestión de personas como puede ser un departamento de RH, empiezas realmente a considerar y a interiorizar el trabajo que hay detrás, la involucración del equipo, la relevancia de sus iniciativas y lo más importante, la capacidad para estar cerca de los empleados, escucharlos y acompañarlos durante su viaje profesional, en este caso, en VASS ?.

¿Quién dijo que la gestión de personas era fácil?  Hoy en día, dentro de las organizaciones vivimos una realidad bien distinta de la que vivieron generaciones anteriores. “Afortunadamente” el paradigma ha cambiado, evolucionando el entorno profesional a pasos de gigante. Unos cambios que, dicho sea de paso, se van sucediendo en paralelo a los cambios que experimenta la sociedad, de tal forma que, hoy lo raro, es que una organización se despreocupe de sus empleados o que no busque fórmulas “seductoras” para atraer y fidelizar el talento: conciliación, formación, planes de carrera, innovación, participación en proyectos retadores, etc.

En VASS somos conscientes de ello. Por eso, desde el principio, hace ya 20 años, apostamos por poner el foco en las personas de forma que nuestros equipos rebosen talento y valores a partes iguales. “People First” es nuestro lema porque para nosotros las personas, ejemplo de trabajo y esfuerzo, son siempre lo primero.

¿Cómo lo hacemos?

  • Con proyectos enfocados en la escucha activa, coaching interno, mentoring, mediación y comunicación interna.
  • Con programas específicos de diversidad e inclusión.
  • Con programas de crecimiento y management.
  • Y con otras muchas iniciativas que buscan la mejor experiencia del empleado.

¡En búsqueda constante!, así nos encontramos. Nuestro objetivo es detectar las necesidades en los equipos “People First”, buscar alternativas y ofrecer opciones que aporten lo necesario para trabajar con ilusión y compromiso y conseguir el máximo potencial y creatividad posibles.

De está forma no solo fidelizamos al mejor talento, sino que conseguimos con este tipo de iniciativas atraer a los mejores, siendo conscientes de que no solo entrarán a formar parte de una compañía que crece y es referente en el sector, sino que nos elegirán por ser un proyecto ilusionante. Formar parte de un equipo de personas que interactúan, que comparten, que trabajan en equipo, que colaboran, que se apasionan con los proyectos que emprenden es la base para el crecimiento individual, pero también, para el desarrollo corporativo. De hecho, hoy las organizaciones buscan la creación entornos más dinámicos, más creativos y “frescos”, sabiendo que es uno de los mejores reclamos para atraer talento.

Un talento que, dicho sea de paso, elige entre sus opciones a organizaciones “transparentes, compuesta por personas transparentes”, aquellas en las que, estén donde estén -ya sea cliente u oficina- sientan que sus opiniones son tenidas en cuenta. Que son escuchados, acompañados, reconocidos y que forman parte activa de un proyecto único y real en el de verdad “People First”. El ejemplo lo encontramos en nuestra propia organización. VASS es hoy lo que es gracias a las personas que la componen.

Personas felices = personas comprometidas

Ofrecer a los futuros empleados propuestas vinculadas al plan de carrera y conciliación son ya iniciativas indispensables en el sector para atraer a los mejores. Pero no son las únicas.  Hoy encontramos otro tipo de iniciativas que cada vez van cobrando más importancia y que marcan un punto de inflexión en la elección final de un candidato para decantarse entre una empresa u otra. Hablo de la importancia que se confiere al trato directo con las personas, a la cercanía, al cuidado de los equipos, a las estructuras poco jerarquizadas y a las organizaciones que apuestan por la eliminación de barreras, con procesos más lineales, más ágiles y basados en la comunicación directa, fluida, enriquecedora.

Como digo, el talento ya no solo busca un plan de carrera, una remuneración elevada o un proyecto innovador y único ¡qué también!, sino que hoy, se busca ese “plus”, algo extra que marque la diferencia: bienestar psicológico, disfrutar con los compañeros, un ambiente colaborativo, sentirse acompañado, saber que existe un seguimiento individual, vía planes de coaching y mentorización, ambientes flexibles y llenos de empatía, etc.

Está es la nueva realidad que vivimos. Un reto que solo las empresas adaptadas al respirar social están consiguiendo.

Las personas importan. Mejor aún, las personas felices importan. Deben estar en el centro de todos los retos de negocio y en la búsqueda de la satisfacción de los clientes. Una persona satisfecha y comprometida con su trabajo, implica muchas cosas. Y hoy nos vemos en esa línea que marca el disfrute en el trabajo como pilar fundamental en el crecimiento de la compañía, en el desarrollo de negocio y en satisfacción de los clientes.

Con el mejor Talento, talento único y en libertad de ser ellos mismos, conseguimos armonía, ¡teniendo todo para triunfar!

Simplemente conseguimos encajar las cosas, observando y comprendiendo el ritmo de las personas.

Victoria Orta Muñoz

People & Talent / Business Value

Compartir